Seguidores

martes, 20 de septiembre de 2011

HUDA BEM AMER, NO DEJES DE CONOCER A ESTA PSICOPATA MUJER APODADA LA VAMPIRA DE GADAFI!!


El pueblo libio se alegró al conocer la noticia de la detención de Huda Ben Amer, la mujer conocida como ‘La vampira’ o ‘El verdugo’y aliada de Gadafi....conocida por ejecutar de manera siniestra a muchos opositores de Muamar Gadafi durante el régimen del depuesto coronel, fue arrestada por los rebeldes en Trípoli el pasado viernes.
Las acciones de Ben Amer en la horca fascinaron a Gadafi, por lo que más tarde ella participaría en otras ejecuciones públicas, incluyendo el ahorcamiento de siete estudiantes en 1987.


Una de las atrocidades más recientes cometidas por ‘La vampira’, quien también era conocida por llevar una pistola en el cinturón, data de 2008. Entonces ordenó disparar contra los manifestantes pacíficos que habían salido a las calles para protestar contra las caricaturas de Mahoma que había publicado un periódico danés. Los hechos sucedieron el 17 de febrero, el mismo día que comenzó la revolución que ha derrocado a Gadafi.


Además de por su brutalidad, ‘La vampira’ también se ha vanagloriado de despreciar al pueblo de Bengasi, principal bastión de los ahora rebeldes. En uno de sus discursos proclamó: “No hay hombres aquí. Yo soy el único hombre en Bengasi”. Asimismo, se dice que Ben Amer se ha embolsado millones de dólares.

‘La vampira’ pareció heredar los brutales genes de su padre, Fathi Ben Amer, igualmente infame. En 1973, Gadafi anunció su intención de dimitir. Tras conocer la noticia, Ben Amer padre se dirigió al estadio de Bengasi con su hijo y un cuchillo. Frente a miles de personas, colocó el cuchillo en el cuello de su hijo y amenazó con matarle si Gadafi insistía en renunciar. Gadafi, por supuesto, no lo hizo, y los dos hombres se hicieron amigos rápidamente.


Ben Amer, que nació en 1954 en el pueblo de Al-Marg, cerca de Bengasi, fue tan íntima de Gadafi como su padre. De hecho, Gadafi le pagó los gastos de su boda, en 1982, cuando ella lo acompañó a él durante un viaje a Argelia.


‘La vampira’ ha sido miembro de los Comités Revolucionarios y ha llegado a ocupar varios puestos, el último de los cuales ha sido el de secretario general del Comité Popular para la Inspección y Censura. Desde ahí ha ejercido para intimidar a ministros y funcionarios, así como, por supuesto, a los miembros de la oposición.




“Si la revolución fracasa, Huda ben Amer nos colgará a todos”, había declarado un rebelde en televisión, en referencia a uno de los miembros más importantes del régimen de Gadafi, la mujer que desde hacía 27 años estaba considerada como una de las principales responsables de las atrocidades del líder libio contra su pueblo.


Ben Amer, cuya casa en Bengasi fue incendiada una semana después del inicio del estallido de la revuelta popular el pasado 17 de febrero, es conocida por su participación en el ahorcamiento de opositores a Gadafi. Por esta razón también fue apodada ‘Huda al-Shannaga’, que literalmente se traduce como ‘Huda la ahorcadora’, según informa Al Arabiya. Su nombre estaba en la lista de las 38 personas más buscadas por las nuevas autoridades libias.


Con apenas 20 años, ‘La vampira’ empezó a ganarse su fama de verdugo, al participar en la campaña represiva contra estudiantes disidentes, que comenzó en 1972 y terminó en 1985. Un brutal incidente consolidó su reputación en 1984: la ejecución de Hamed Al-Shuwehdi, de 30 años. Al-Shuwehdi, que acababa de regresar de EEUU tras titularse en ingeniería aeronáutica, comenzó a promover campañas pacíficas contra el régimen de Gadafi bajo el lema ‘Salvad al frente de Libia’.


Al-Shuwehdi fue detenido y conducido al estadio de Bengasi el 5 de junio de 1984. Con las manos atadas, allí escuchó los cargos formulados en su contra. Fue sentenciado a muerte.

Al conocer el veredicto, ‘La vampira’ Ben Amer comenzó a lanzar consignas a favor de Gadafi y pidió que Al-Shuwehdi fuera ejecutado en una plaza pública. Fue ella quien, en la horca, empujó la silla que sostenía a Al-Shuwehdi.


En la ejecución, el público quedó en estado de ‘shock’ al ver cómo las piernas de la Al-Shuwehdi se convulsionaban después de estirar la cuerda. Y aún más sorprendido se quedó cuando Ben Amer se acercó al cadáver y tiró de las piernas en un intento por acabar con su vida.


Los médicos examinaron a Al-Shuwehdi para asegurarse de que había muerto, pero todavía seguía vivo. Fue conducido a un hospital, donde los médicos le resucitaron. Sin embargo, los hombres de Gadafi habían recibido la orden de matar al estudiante, por lo que abrieron la boca y le llenaron la garganta de arena hasta que murió.


Ben Amer ha trabajado en dos ocasiones para el alcalde de Bengasi, ha sido secretaria general del Comité de Asuntos de la Mujer en el Comité General del Pueblo y presidente del Parlamento Árabe. Asimismo, ha sido recibida oficialmente por jefes de estado árabes.

Mi lista de blogs

Archivo del blog