Seguidores

miércoles, 2 de noviembre de 2011

El gran actor Antonio Banderas junto a su esposa Melanie, recibió al presidente Obama en su casa

Antonio Banderas recibió a Obama en su casa




Antonio Banderas y Melanie Griffith fueron los anfitriones de Barack Obama en la visita a Los Angeles del presidente estadounidense, que emprendió por estos días un recorrido por la costa Este de su país.  El actor malagueño y su mujer, Melanie Griffith, ofrecieron una cena de gala en su residencia ubicada en el barrio Hancock Park de Los Ángeles.
El matrimonio quiso apoyar a Obama, como ya hizo en las anteriores elecciones, y organizó la primera gala latina para recaudar fondos para la campaña que busca la reelección.


Además de estos anfitriones de lujo, entre los asistentes estuvieron George López y Eva Longoria, que fue la encargada de presentar al mandatario: "Obama tiene un diálogo con la comunidad latina porque él sabe que es el presidente de todos los norteamericanos".
La actriz latina quiso apoyar esta causa y comentó: "Hoy voy vestida de azul por Obama... por los demócratas". Tras la gala, Longoria tampoco no dudó en compartir con su más de dos millones de seguidores en Twitter, lo bien que se lo pasó: "Una noche increíble con nuestro genial presidente Obama". Todos los asistentes contribuyeron con la causa y pagaron un cubierto cuya donación fue desde los 3.500 hasta los 25.000 euros.


Un encuentro discreto, distendido y formal que reunió a más de un centenar de invitados que integraban una lista que previamente tuvo que ser aprobada por la Casa Blanca. Antonio Banderas, tal y como reconoció al diario El País, asegura que Obama es una persona que gana en las distancias cortas: “Es lo que parece: encantador, cordial, divertido... Se te olvida quién es”. El actor recordó cómo fue la llegada de Obama, que fue recibido con pétalos de rosa y velas: “Esa entrada del coche blindado en el jardín de mi casa fue alucinante”. Durante la gala, los actores charlaron de las últimas películas del actor, sobre todo de El Gato con Botas, un film que estaban deseando ir a ver las hijas del presidente. Al tratarse de la casa de un malagueño, tanto Obama como el resto de asistentes degustaron algunos platos típicos de la gastronomía española como son la tortilla de papas y las chuletas de cordero.


"Estoy encantado de que el presidente de Estados Unidos use mi casa para lanzar un mensaje a la comunidad latina. Dicho eso, diré que esto no va ni de Melanie ni de mí, va de él y trataremos de estar en un segundo plano y que se vaya de mi casa sin que le pase nada. Ya vino Al Gore en otra ocasión y mi casa se está convirtiendo en una especie de casa institucional aquí en Los Ángeles”, concluyó.

Mi lista de blogs

Archivo del blog