Seguidores

lunes, 3 de marzo de 2014

QUIEN INVENTÓ EL CARNAVAL ?...ES UN AMBIENTE DIFERENTE DEL RESTO DEL AÑO.

MUCHO COLOR. En los carnavales alrededor del mundo (AP).
¿Quién inventó el Carnaval? Como tantos otros temas de la historia mundial, no se sabe muy bien. Pero sí se reconocen que sus raíces se hunden en lo más profundo de la humanidad y su vigencia persiste hoy en día.
Se suele asociar su origen en rituales paganos,sobre todo en  la época de los romanos, aunque algunos historiadores se remontan al antiguo Egipto, incluso a la antiquísima Su­meria.
Al continente americano lo trajeron los navegantes españoles y portugueses allá por el siglo XVI. Los pueblos originarios del altiplano lo adaptaron con formas y contenidos propios que persisten hasta hoy.
En la época de la colonia ya se festejaba, según consta en edictos capitulares. En 1795, el virrey Nicolás de Alrredondo promulgó el bando de estilo prohibiendo “los juegos con agua, harina, huevos y otras cosas”. El gobierno patrio siguió la misma línea y en 1811, dispuso que “pueda salir a las calles todo género de personas, pero (...) sin agua, huevos de olor, ni demás”.
El Carnaval prendió más que nada entre los esclavos negros, sobre todo en los vecindarios donde había mayor concentración, como el barrio porteño de Monserrat, aunque también lo adoptaron las clases altas, que solían reunirse en salones de época.

La época de oro de los carnavales fueron los años ’40, ’50 y ’60. Durante esas décadas había corsos en todos los rincones del país y los bailes eran multitudinarios. 
Único, como Venecia. El Carnaval de Venecia, con sus máscaras y lujoso vestuario, es una atracción que lleva miles de turistas a esa bella ciudad.
 El Carnaval de Venecia, con sus máscaras y lujoso vestuario, es una atracción que lleva a miles de turistas a esa bella ciudad.
Lo cierto es que con el paso de los siglos el Carnaval se convirtió en una celebración ecuménica, que en Occidente se acomodó a la liturgia católica y por eso concluye el Miércoles de Ceniza, como comienzo de la Cuaresma.
Sin embargo, esta festividad no tiene una percepción unánime como otras: mientras que buena parte de la sociedad la asume como un festejo tradi­cional y una ocasión para distender el espíritu acosado del resto del año por problemas cotidianos, otra parte posiblemente minoritaria– la ve como una costumbre dispendiosa y de escaso valor cultural.
Como fuere, algunos carnavales cobraron fama mundial como el de Venecia (Italia) o el de Río (Brasil). En nuestra región, los más renombrados son los de Montevideo (Uruguay) y Oruro (Bolivia), y aquí, los de Gualeguaychú (Entre Ríos), Jujuy y Corrientes.

Mi lista de blogs

Archivo del blog