Seguidores

miércoles, 20 de enero de 2010

Caracas afronta desde hace 6 dias el racionamientos de luz por la crisis energética



Caracas despertó hoy hace 8 días con cortes de luz en diversas zonas de la ciudad, dentro del plan de ahorro programado por el Gobierno venezolano para paliar la crisis energética del país petrolero, lo que originó quejas y desconcierto entre comerciantes y habitantes.

El racionamiento afectará a la región capital, en la que viven alrededor de 6 millones de personas, por "un máximo de cuatro horas" cada dos días y se prolongará hasta el próximo mes de mayo, informó Javier Alvarado, el presidente de Electricidad de Caracas.

Los cortes se realizan en la región de la Gran Caracas, dividida en seis bloques, que incluyen zonas distintas de las diversas urbanizaciones, lo que está generando confusión entre los ciudadanos que no consiguen confirmar qué horario de corte les afecta.

En el céntrico barrio de la Candelaria, se observaba en la mañana gran parte de los comercios y establecimientos cerrados ante la falta de suministro que impedía operar las cajas registradoras y contar con la iluminación apropiada.

Asimismo, en Chacao, una de las principales zonas comerciales de la capital, se podían ver gran cantidad de establecimientos a oscuras y con las puertas cerradas al mediodía, cuando comenzó el corte en esta zona, de las 12.00 a las 16.00 hora local.





Servicios básicos como hospitales, metro, policía, aeropuerto y bomberos, entre otros, se encuentran al margen de esta medida por lo que operan con normalidad.

No obstante, unos pacientes de una clínica de Chacao protestaron hoy en la calle al no poder hacerse su diálisis debido a la interrupción del suministro en esta entidad sanitaria.



Por otra parte, se anunció hoy que los partidos de la Liga Venezolana de Béisbol, primer deporte nacional y que se encuentra celebrando sus fases finales, adelantarán sus horarios para poder cumplir con el plan de ahorro energético decretado por el Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez.

La inmediata entrada en vigor del racionamiento después de ser anunciado su cronograma este mismo martes ha sembrado el desconcierto entre los habitantes y suscitado su protesta ante la falta de claridad a la hora de establecer los horarios para las distintas zonas capitalinas.

Chávez defendió hoy como una "necesidad" el plan de racionamiento eléctrico y lo comparó con el hecho de "hacer dieta", ya que se aplica para "el bien de todos".

El presidente venezolano decretó la pasada semana la reducción de la jornada laboral de los funcionarios públicos a cinco horas para disminuir el consumo energético en un "20 por ciento" en el sector público.

Las restricciones de suministro, que ya empezaron el martes en el estado Zulia, en el occidente venezolano, se extenderán progresivamente al resto del país y continuarán en los estados andinos donde ese programa ya se aplicaba desde septiembre pasado.

Las autoridades venezolanas han explicado que las causas del déficit energético, cifrado en un "12 por ciento (...) casi 1.700 megavatios", se deben a la "excesiva dependencia" de la producción hidroeléctrica, mermada por la sequía provocada por el fenómeno meteorológico de "El Niño".

El 70 por ciento de la electricidad de Venezuela, quinto productor mundial de petróleo, tiene como origen el embalse del Guri, en la cuenca del río Caroní (sudeste), según las autoridades.

El restante 30 por ciento es producida por centrales termoeléctricas.

El lunes por la noche, al anunciar el nuevo plan de racionamiento sin detallar los horarios, el ministro venezolano para la Energía Eléctrica, Ángel Rodríguez, señaló que su objetivo es evitar que el país entre en una situación "crítica" a finales de febrero.

Esta situación, en opinión de la oposición, es consecuencia de la falta de inversión en las infraestructuras durante los más de diez años que lleva el presidente Chávez en el poder.

Henrique Capriles Radonski, gobernador opositor del estado Miranda, que engloba parte de la Gran Caracas, consideró que la medida de racionamiento anunciada por las autoridades era "irresponsable" y exigió al Gobierno que hable "claro" para no generar "confusión" en la población.

El plan para paliar la crisis energética coincide con la reciente devaluación de la moneda nacional, el bolívar, y los cortes de agua de dos días a la semana implementados desde el pasado noviembre en la región capital.

Mi lista de blogs

Archivo del blog