Seguidores

miércoles, 13 de enero de 2010

MUERTE Y DESOLACIÓN EN HAITÍ,LA MAS AFECTADA ES PUERTO PRINCIPE "UNA GRAN TRAGEDIA HUMANA"


Las autoridades esperan que haya numerosas víctimas tras el seísmo. | * El embajador haitiano en EEUU advierte que la cifra de muertos puede ser alta * El edificio de la ONU se ha venido abajo, varios empleados desaparecidos * El temblor también se ha dejado sentir en República Dominicana y Cuba * Las comunicaciones por radio, teléfono e Internet funcionan con problemas Miles de personas se han despertado en las calles de Puerto Príncipe, donde pasaron la noche tras el fuerte seísmo de 7 grados en la escala de Richter que sembró Haití de destrucción y muerte. El poderoso terremoto de magnitud 7 grados que anoche sacudió Haití probablemente ha provocado la muerte de miles de personas en lo que empieza a ser ya la mayor catástrofe del país en décadas. El terremoto no sólo ha dejado centenares de cadáveres apilados en calles y carreteras sino que también ha derrumbado decenas de edificios, entre ellos el palacio presidencial y viviendas humildes, con una empobrecida nación caribeña que pide ayuda urgente a la comunidad internacional. El edificio de cinco pisos que alojaba a la delegación de Naciones Unidas también se derrumbó el martes por el seísmo, el más poderoso en más de 200 años en Haití, de acuerdo al Servicio Geológico de Estados Unidos. Lo peor se encontraba en la capital, Puerto Príncipe, epicentro del terremoto, y en donde las escenas del caos en sus calles se mezclaban con personas que deambulaban gritando y llorando entre pilas de escombros. "La noche del 12 al 13 de enero fue, sin duda, la noche más larga para los haitianos golpeados por un terrible terremoto que ha dejado enormes cantidades de víctimas e importantes daños", señala el portal Haiti Press Network. Tanto Haiti Press Network como la página digital de Radio Metropole describen el panorama en Puerto Príncipe como desolador o dantesco, con "cadáveres abandonados sobre el pavimento" y "destrucciones enormes e indescriptibles" en las edificaciones. "La ciudad es muerte. Une parte de Haití se ha destruido", subraya Haiti Press Network. El epicentro del seísmo se localizó apenas a 16 kilómetros de Puerto Príncipe, que tiene una población de alrededor de cerca de dos millones de personas, y réplicas de hasta 5.9 grados de magnitud sacudieron la ciudad durante varias horas. El terremoto fue tan fuerte que se llegó a sentir en la isla de Cuba, donde las autoridades evacuaron a quienes viven cerca de la costa por temor a un tsunami, mientras que en República Dominicana, país fronterizo con Haití, la población entró en pánico, aunque no hay víctimas. Los principales problemas con los que se encuentra ahora el país, además de heridos y víctimas mortales, es la falta de comunicación. Las líneas no funcionan y es prácticamente imposible contactar con los supervivientes. Siendo el país más pobre del hemisferio occidental, Haití carece de los medios adecuados para enfrentarse al desastre provocado por semejante seísmo. "Apelo al mundo, especialmente a Estados Unidos, para que hagan por nosotros lo que hicieron en el 2008 cuando cuatro huracanes golpearon Haití", dijo Raymond Alcide Joseph, embajador de Haití en Washington. 'Situación nefasta' "En esa ocasión EEUU despachó (...) un buque-hospital a la costa de Haití. Espero que eso pueda hacerse otra vez (...) y nos ayude en esta nefasta situación en las que nos encontramos. Estoy pidiendo a los haitianos que se encuentran en el extranjero que trabajemos juntos y aunemos esfuerzos de un modo coordinado para ayudar a quienes están allá", agregó. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que sus "pensamientos y oraciones" están con la gente de Haití y se comprometió a proveer ayuda inmediata. Una reunión a última hora de la noche de varias áreas del gobierno se llevaba a cabo en la Casa Blanca para coordinar la respuesta estadounidense. A la espera de una confirmación oficial del número de víctimas, los testimonios que llegan desde la isla dibujan un panorama de destrucción y caos, especialmente en Puerto Príncipe. "Todo comenzó a temblar, la gente gritaba, y las casas comenzaron a derrumbarse... Es un caos total". Son las palabras de una periodista de Reuters que afirma que en la ciudad vio "gente gritando bajo los escombros" y familiares "buscando a sus muertos". El secretario de Estado francés para la Cooperación, Alain Joyandet, ha informado de que habría al menos 200 desaparecidos en el hotel Montana situado en la capital. Según Francia, en este hotel, el único de lujo de Puerto Príncipe, había alojadas 300 personas, de las que 100 habrían abandonado el edifico antes de que se derrumbara, y en el que probablemente habría muchos extranjeros. La sede de la ONU, derrumbada La sede de la ONU tampoco se ha librado del desastre, el edificio ha quedado totalmente destrozado, según ha confirmado un portavoz de la institución desde su sede neoyorquina. La agencia AFP indica que numerosos empleados de Naciones Unidas han sido dados como "desaparecidos" tras el derrumbe. Al menos cuatro soldados brasileños que trabajaban para la fuerza de paz de la ONU en Haití ha muerto y otra gran cantidad están desaparecidos, según ha informado un general brasileño. El capitán Carlos Vinces, jefe de la división de la ONU peruana en Haití, ha confirmado que muchos edificios se han derrumbado por el temblor. "Nos han estado comentando por la radio que hay muchas instalaciones caídas, nos confirman que también un hospital, muchas casas que se han derrumbado", relató Vinces esta noche al canal N de la televisión por cable local. También agregó que es muy probable que quede mucha gente atrapada bajo los escombros. El país más pobre de América, sacudido Haití tiene la renta per cápita más baja de todo el hemisferio occidental. El país, que ocupa un tercio de la Isla de la Española, está poblado por nueve millones de personas y es uno de los territorios con más densidad de población del planeta. La ex-colonia francesa, el primer país americano en independizarse, está en la posición 150 de 177 países en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU. El último gran terremoto que se recuerda en la isla se produjo en 1984 y tuvo 6,7 grados en la escala de Richter. En esta ocasión, el temblor de tierra ha sido seis veces más potente que entonces

Mi lista de blogs

Archivo del blog