Seguidores

martes, 22 de septiembre de 2009

HA VECES HAY MOTIVOS PARA APRENDER UNOS DE OTROS,LOS INGLESES ME HAN SORPRENDIDO CON LO DE DEJAR LA BICI APARCADA, CERCA DE TU PARADA DE AUTOBUS.







Un autobús con "bicing" propio para el Londres olímpico
Cada marquesina puede almacenar hasta 16 bicis plegables y eléctricas
Los propios autobuses distribuyen las bicicletas durante su recorrido

Imagínate que llegas pedaleando a una marquesina donde puedes dejar la bici y seguir tu viaje en autobús. Esta es la idea principal del sistema de transporte multimodal que propone el diseñador Gabriel Wartofsky para la futura ciudad olímpica de Londres 2012. Se trata del 'TFL Bikeshare', un servicio de alquiler de bicis eléctricas y plegables que se integra totalmente con una red inteligente de autobuses.

Para Wartofsky, "esta es la forma más saludable y eficiente de empezar y terminar tu viaje: pedaleando". Y es que en el 'TFL Bikeshare' las bicicletas forman parte de la arquitectura de las paradas de autobús: las paradas están diseñadas de forma que cada una de estas bicicletas con motor se almacena en un módulo que permite cargar las baterías mientras están paradas. "Hasta 16 bicis podría tener cada parada o centro de tránsito si la demanda local es alta", añade este diseñador industrial especializado en transporte. Un detalle importante: los autobuses se comunican directamente con los centros de tránsito y durante su recorrido distribuyen las bicicletas por la ciudad a través de un brazo mecánico en cuestión de segundos. "Las bicis las transportan en unos maleteros laterales que tiene el autobús".

Otro de los puntos que ha buscado Wartofsky en su diseño, al que también llama 'Minding the gap', es la integración espacial. Las bicis no ocupan lugar de más en la marquesina, sino que una vez que están bien acopladas sirven de asiento para los que esperan la llegada del autobús. En sí, las bicis muestran también un diseño peculiar: son robustas, no llevan cadenas —sino un sistema de cardán—, sus llantas no tienen aire y su barra frontal cuenta con llamativos colores para aumentar la visibilidad y seguridad del ciclista. Además, el viajero no tiene que pararse a abonar el coste del alquiler, ya que todos los pagos de este sistema se harían a través de una tarjeta de transporte.



Por ALMUDENA MARTÍN (SOITU.ES)

Mi lista de blogs

Archivo del blog