Seguidores

viernes, 1 de enero de 2010

LULA ESTE SEÑOR PRESIDENTE QUE PARECE SER UN GRAN SEÑOR DEL BRASIL Y MU Y RESPETADO,CAE MUY BIEN EN EUROPA,ES UN GRAN PRESIDENTE!! HAY GENTE BUENA.


Europa declaró este fin de año su admiración por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, elogiado en varios idiomas por medios de comunicación y gobernantes pese a sus diferencias con los líderes del Viejo Continente.

Nombrado el personaje del año por el diario francés Le Monde y el español El País, y protagonista de la década por el británico Financial Times, Lula recibe en estos días una catarata de alabanzas atípica en Europa para un presidente latinoamericano.

clic Lea: Lula elegido "personalidad del año"

Según analistas, el fenómeno se debe a la política doméstica y exterior que Lula aplicó en sus siete años de gobierno, y a su propia historia personal, ambas muy distintas a la ortodoxia de los presidentes europeos.

“Profunda admiración”

Muchos, incluso el Fondo Monetario Internacional, esperan que (Brasil) sea la quinta mayor economía del mundo antes de 2020, creando un cambio duradero en el orden mundial

Financial Times

Un denominador común de todos los elogios europeos a Lula es que ha logrado darle a Brasil un lugar de peso en el escenario mundial.

Al ubicar a Lula como una de las 50 personalidades que marcaron la última década (en el puesto 11), el Financial Times sostuvo que “bajo su liderazgo, Brasil comenzó finalmente a darse cuenta de su enorme potencial”.

“Muchos, incluso el Fondo Monetario Internacional, esperan que (Brasil) sea la quinta mayor economía del mundo antes de 2020, creando un cambio duradero en el orden mundial”, agregó el periódico el martes.

Ese logro es atribuido en buena medida a la habilidad de Lula para impulsar políticas sociales con un equilibrio macroeconómico que heredó de su antecesor, Fernando Henrique Cardoso, mientras el país crece.

Pero Carlos Malamud, principal investigador sobre América Latina del Real Instituto Elcano en Madrid, dijo a BBC Mundo que Lula también cosecha los resultados de una “diplomacia viajera” que lo ha llevado por 31 países, muchos de ellos europeos.

Con ese activismo, por ejemplo, logró que Brasil fuera elegido sede del Mundial de Fútbol de 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016, imponiendo a Río de Janeiro antes que grandes ciudades como Tokio, Chicago o Madrid.

“Este es un hombre cabal y tenaz, por el que siento una profunda admiración”, escribió hace unos días el presidente del gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, al mencionar a Lula como personaje del año en el diario El País.

“Visión muy folclórica”

Cuando se habla de América Latina, los europeos ven indios andinos, pobres en favelas, dictaduras, la Amazonia que se quema, entonces que un hombre pobre llegue a la presidencia también es parte del folclore

Alfredo Valladao, Instituto de Estudios Políticos de París

Un aspecto de Lula que parece fascinar especialmente a los europeos es su propia historia personal, que como recordó Rodríguez Zapatero comenzó como “el séptimo de ocho hijos de una pareja de labradores analfabetos”.

Al nombrar también a Lula como personaje del año, el diario Le Monde aludió explícitamente la semana pasada al ascenso de Lula desde ese origen humilde hasta la cima del poder brasileño.

“Por su trayectoria singular de ex sindicalista, por su éxito a la cabeza de un país tan complejo como Brasil, por su preocupación por el desarrollo económico, por la lucha contra las desigualdades y por la defensa del medio ambiente, Lula bien merece… el mundo”, sostuvo el diario francés.

Según Alfredo Valladao, director de la cátedra Mercosur del Instituto de Estudios Políticos de París, “el recorrido personal de Lula es una cosa que a los europeos les gusta mucho, sobre todo porque en general tienen una visión muy folclórica de América latina”.

“Cuando se habla de América Latina, los europeos ven indios andinos, pobres en favelas, dictaduras, la Amazonia que se quema, entonces que un hombre pobre llegue a la presidencia también es parte del folclore”, agregó en diálogo con BBC Mundo.

“Negocios”
Hugo Chávez, presidente de Venezuela

Chávez es “el mejor presidente que Venezuela tuvo en los últimos cien años”, dijo Lula.

Una ventaja comparativa de Lula en la óptica europea es el haber conseguido que Brasil despegue sin las carencias democráticas que suelen señalarse a otros grandes países emergentes, como China o Rusia.

Sin embargo, el presidente brasileño también mostró independencia política con acciones difíciles de imaginar para jefes de Estado europeos.

En noviembre Lula recibió en Brasil a su homólogo iraní, Mahmoud Ahmadinejad, y el año pasado declaró en el semanario alemán Der Spiegel que Hugo Chávez es “el mejor presidente que Venezuela tuvo en los últimos cien años”.

Valladao advirtió que, con la llegada de las elecciones presidenciales brasileñas en octubre de 2010, es probable que Lula adopte otras decisiones políticas que generen una mirada más crítica de Europa y Estados Unidos.

“El problema es que va a utilizar la política externa como una manera de ganar votos de la izquierda brasileña, donde hay sectores frustrados porque dicen que Lula hizo una política demasiado pro capitalista”, opinó.

No obstante, Europa apuesta ante todo a mantener una relación productiva con el Brasil de Lula, cuya economía crece a ritmo de 5% anual y ha descubierto grandes yacimientos marinos de petróleo.

“Si Europa, Estados Unidos o China dirigen sus miradas hacia Brasil, no sólo es porque son simpáticos o hay mujeres bellas, sino también porque hay grandes oportunidades de negocios”, explicó Malamud

BBC MUNDO

Mi lista de blogs

Archivo del blog