Seguidores

domingo, 3 de enero de 2010

LUTO EN BRASIL POR SUS MAS DE 60 VICTIMAS DE LAS LLUVIAS Y DERRUMBAMIENTOS EN ESTE PAIS ...UNA PENA PARA SUS FAMILIAS.

Uno de los peores deslaves ocurrió poco después del inicio del año nuevo en Ilha Grande, una isla turística frente a las costas de Río de Janeiro.

"Las autoridades señalaron que tres viviendas y una casa-hotel de lujo fueron destruidas. Los huéspedes al parecer acababan de volver a sus habitaciones tras las celebraciones de año nuevo cuando se les vino un deslave luego de varios días de lluvias", señaló el corresponsal de la BBC en Brasil, Gary Duffy.

Los equipos de rescate siguen las tareas de búsqueda.

La agencia noticiosa estatal brasileña informó que este sábado se recuperaron varios cuerpos, incluidos los restos de una joven de 18 años que era la hija de la lujosa "Pousada Sankay".

Fue durante la madrugada del año nuevo que toneladas de lodo y piedras se despeñaron colina abajo hasta arrasar al menos cinco edificaciones en la pequeña playa del Bananal, donde se encontraba el hotel-casa.

Ilha Grande

Al menos 23 personas murieron en Ilha Grande y se temen nuevos deslizamientos.

Ataúdes con las víctimas de deslizamientos en Brasil

Todavía no se han recuperado los cuerpos de todas las víctimas.

El gobernador estatal de Río de Janeiro, Sergio Cabral, visitó la isla en la mañana de este sábado y señaló posteriormente que ha estado en comunicación con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

"Tuvimos la oportunidad de conversar durante unos diez minutos, en los que pude exponerle detalles ya a 24 horas de los hechos, ya con saldo de víctimas y balance de rescates y perspectivas", señaló Cabral, según la agencia Efe.

En otras partes del estado de Río de Janeiro funcionarios dijeron que la mayoría de las muertes ocurrieron cuando viviendas en barrios pobres colapsaron bajo el barro o la lluvia.

Otro incidente grave ocurrió en Jacarepagua, en el occidente de la región de Río, donde cinco integrantes de una familia murieron por un deslave.

Cerca de 200 personas tuvieron que abandonar sus viviendas en Baixada Fuminense, en el norte de Río, luego de que se presentaran varias inundaciones.

Las autoridades han urgido a las personas que viven en sitios vulnerables a que se resguarden en zonas seguras.

Mi lista de blogs

Archivo del blog