Seguidores

domingo, 3 de enero de 2010

EL CANCER DE MAMA ES EL TIPO MAS FRECUENTE EN LA MUJER DE MAS DE 40 AÑOS;PERO DETECTADO A TIEMPO PUEDE SER CURABLE AMIGAS NO DEJEIS DE LEER ESTE POST


Es el más frecuente en mujeres mayores de 40 años;---

La edad, el sexo, herencia, uso de anticonceptivos orales y obesidad influyen en su desarrollo....

De todos los tipos de cáncer que padece la mujer, el de mama es el más frecuente en mayores de 40 años y la segunda causa en las de 30 a 50 años; es decir, una enfermedad que puede ser curable ocasiona la muerte a jóvenes que inician con una familia y son económicamente productivas. La jefa del Departamento de Radiodiagnóstico del Instituto Nacional de Cancerología, Yolanda Villaseñor Navarro, informó que en 2007, casi cinco mil mujeres mexicanas murieron por esta causa y cada día se diagnostican 36 nuevos casos, la mayoría en etapas avanzadas, cuando a pesar de todos los avances y conocimientos al respecto, no se puede curar. Al participar en el curso de Radiología e Imagen para la detección de cáncer de mama, dijo que la transición epidemiológica trajo, entre otras consecuencias, un incremento de este padecimiento de dos mujeres por cada 100 mil en 1950, a casi 10 por 100 mil en la actualidad.


En los Estados Unidos afecta a 90 por cada 100 mil y en Japón y Costa Rica a 24. Precisó que a pesar de que en países desarrollados hay tres veces más casos que en naciones en desarrollo, la mortalidad es dos veces menor, e incluso 45% de los fallecimientos registrados en el mundo ocurre en estos últimos. La especialista puntualizó que este cáncer es una enfermedad que mata silenciosamente física, psicológica y socialmente, al afectar los sistemas de salud, la familia y la sociedad. Detalló que 80% de las patologías que afectan la glándula mamaria son benignas, es decir, no causan daño, y menos de 20% es maligna, pero es la que más número de muertes ocasiona en el mundo. El cáncer de mama puede llamarse también cáncer de seno y es el crecimiento desordenado de células en las glándulas mamarias que generalmente se detecta como un bulto.


Se desconoce la causa que lo origina, sin embargo, hay algunos factores que influyen para prevenir esta enfermedad, como el sexo al afectar más a mujeres que a hombres. El riesgo de padecer cáncer de seno aumenta con la edad. Cerca de 18% de los casos se diagnostican en las de 40 a 49 años de edad, alrededor de 77% en las mayores de 50 años en el momento del diagnóstico. Aunque se han presentado casos entre los 20 y 30 años de edad. Otro factor que influye es el genético o hereditario, porque el riesgo es más alto entre las mujeres cuyos familiares consanguíneos cercanos tienen esta enfermedad, o antecedentes personales de cáncer de seno, ya que la posibilidad de un nuevo cáncer en otra parte o en el otro seno aumenta de tres a cuatro veces.


También hay más posibilidad de desarrollar esta enfermedad si los periodos menstruales comenzaron antes de los 12 años o la menopausia se presentó después de los 50 años; no tuvieron hijos o que tuvo el primero después de los 30; uso de anticonceptivos orales, ingestión de bebidas alcohólicas, obesidad, especialmente en las mujeres que han pasado por la menopausia, ya que el exceso de tejido adiposo aumenta los niveles de estrógeno e incrementa la probabilidad de padecer cáncer de mama. Durante las primeras fases de la enfermedad se presenta una nudosidad o endurecimiento en una zona del pecho acompañada de una sensación de tensión o pesadez.


La mayoría no presenta dolor o algún otro síntoma de alteración del estado de salud y se encuentra bien en el momento del diagnóstico. En fases avanzadas de la enfermedad, los síntomas son variados y dependen del tamaño y extensión del tumor, el cual en esta etapa se palpa claramente en la zona afectada e incluso los ganglios de las axilas aumentan de tamaño.


Las señales de alerta son una masa, bolita dura o engrosamiento en cualquier parte del seno o en el área de la axila, cambio de tamaño o forma del seno, hoyuelos o arrugas en la piel, hinchazón, enrojecimiento o calentamiento que no desaparece, dolor que no cambia con su ciclo menstrual, retracción en el pezón o cualquier otra parte, secreción del pezón que comienza repentinamente y aparece solo en uno de los senos y picazón, llaga o área escamosa en uno de los pezones. Se recomienda examinar los senos a partir de los 20 años de edad, ya que una de cada diez mujeres podría presentar cáncer de mama en algún momento de su vida, siendo más frecuente entre los 40 y 65 años de edad y 95% de los casos se puede curar, siempre y cuando la enfermedad sea detectada en estadíos tempranos.


Mi lista de blogs

Archivo del blog