Seguidores

viernes, 23 de julio de 2010

El cuerpo del niño alemán tiene alguna quemadura pero no muestra señales de violencia


La Guardia Civil ha hallado muerto al niño alemán de cinco años que se había perdido hace unos días en un paraje de la sierra cordobesa perteneciente a la localidad de Espiel, a donde había viajado de vacaciones con su madre.

El pequeño, según ha explicado el alcalde de Espiel, José Antonio Fernández, a los periodistas, ha aparecido en una zona muy escarpada y de difícil acceso de la Sierra del Castillo, a la que los servicios funerarios han tenido que acceder a pie para rescatar el cuerpo, que parecía cobijado bajo una bóveda de matorral para protegerse del calor.

Junto al cadáver del niño se han encontrado dos mochilas, probablemente una suya y otra de su madre -una era infantil y otra de adulto-, y una botella de agua vacía. El cuerpo se encuentra algo hinchado según ha explicado el alcalde y muestra marcas de alguna quemadura, tal vez causada por la abrasión producida por el contacto con el terreno escarpado. Pero no muestra signos de violencia.

Por otro lado, hasta Córdoba se han desplazado algunos familiares de la mujer y su hijo, entre otros el padre del pequeño, que, separado de su mujer, llevaba varios meses sin ver a su hijo. El padre está destrozado.

Mi lista de blogs

Archivo del blog