Seguidores

miércoles, 16 de diciembre de 2009

BECKHAN EN CIUDAD DEL CABO "ESTE HOMBRE COMO PERSONA ES UN 100 SIN DUDARLO

-El Embajador de Buena Voluntad de UNICEF, David Beckham, visitó Sudáfrica hace unas semanas para destacar el progreso mundial que se ha logrado en la prevención del VIH de madre a hijo.

Durante su estancia, la estrella del fútbol visitó a un programa que cuenta con el apoyo de UNICEF en una clínica del poblado Khayelitsha, en Ciudad del Cabo, donde se reunió y conversó con las jóvenes embarazadas y las madres primerizas que viven con esta enfermedad.

El programa Mothers2Mothers (M2M), que recibe apoyo de UNICEF, proporciona una educación fundamental que ayuda a las mujeres embarazadas y a las madres primerizas a prevenir la transmisión del VIH a sus bebés. Además, les da el conocimiento que necesitan para mejorar su propia salud y la de sus hijos.

La Dra. Mitch Besser, fundadora de M2M, informó a Beckham sobre la labor del programa y le habló de la atención y del apoyo innovadores que los pacientes de la clínica reciben.

El futbolista se reunió también con Tamara, de 25 años, una madre que vive con el VIH, que recibió tratamiento en el centro y que ahora apoya a otras mujeres jóvenes en circunstancias similares. Tamara inició su tratamiento en la clínica cuando estaba embarazada de cinco meses. Gracias a las pruebas, el asesoramiento y la medicación que recibió, su hijo Sesiphi, que ahora tiene 3 años, nació libre del VIH.

Tamara dijo que es importante que los hombres participen más en el apoyo a sus esposas embarazadas, y señaló que muy pocas veces los maridos y compañeros masculinos se unen a sus esposas o compañeras en la clínica."Me dijo que es necesario que haya más hombres que apoyen a sus compañeras para obtener el tratamiento y la atención que necesitan", dijo Beckham. "Espero poder hacer algo para ayudar a promover este mensaje de Tamara, y que los hombres escuchen esto y pongan también algo de su parte".



Prevención de la transmisión

Casi todos los minutos de cada día, un bebé nace con el VIH en algún lugar del mundo, transmitido por su madre durante el embarazo o el parto. La gran tragedia es que, con simples tratamientos de bajo costo, la transmisión de madre a hijo del VIH se podría evitar casi completamente.

Desde que se iniciara la campaña mundial de UNICEF "Únete por la niñez, Únete con la juventud, Únete para vencer al SIDA" en 2005, se han producido progresos significativos en la ampliación de la atención y el tratamiento para prevenir la transmisión vertical.

En 2004, sólo el 9% de las mujeres que lo necesitaban tenían acceso a servicios de prevención, que incluyen pruebas de detección del VIH y asesoramiento para las mujeres y sus parejas; el acceso a medicamentos antirretrovirales para la madre y el bebé; el uso de prácticas de seguridad en el parto; y orientación sobre la lactancia materna durante los primeros seis meses. Hoy en día, hasta un 45% de quienes lo necesitan reciben atención y tratamiento.

En Sudáfrica, el progreso es particularmente evidente, ya que un 74% de las madres que lo necesitan reciben ahora tratamiento para ellas y sus bebés, en comparación con sólo el 15% de 2004.

"Me inspira mucha esperanza que en un país como Sudáfrica, donde viven con el VIH más de 5 millones de personas, UNICEF y sus aliados realicen esta obra inspiradora para ayudar a evitar que el virus se transmita de las madres embarazadas a sus hijos recién nacidos", dijo Beckham. "La solución es barata y simple, y puede ayudar a salvar las vidas de cientos de miles de niños cada año. Los niños tienen derecho a estar lo más sanos posible y no puedo pensar en otra cosa mejor que garantizar que los bebés nazcan libres de VIH".

A pesar del progreso, Sudáfrica sigue siendo el país más afectado de África -en cifras absolutas- en lo referente a las personas que viven con el VIH/SIDA. En 2009, unos 5,2 millones de sudafricanos vivían con el VIH.

En el municipio de Khayelitsha, las tasas de infección son mucho más altas que la media nacional, y las condiciones socioeconómicas contribuyen a la propagación de enfermedades transmisibles. Todavía hay obstáculos que superar en términos del estigma social contra las personas que viven con la enfermedad, lo que impide a muchas mujeres conseguir el tratamiento y la atención que necesitan para protegerse a sí mismas y a sus bebés.


"Las mujeres jóvenes que conocí hoy vinieron a contarme sus historias y a hablar abiertamente conmigo", dijo Beckham al final de su visita. "Las admiro y las respeto por tratar de romper el estigma y espero que otras mujeres empiecen a hacer lo mismo. Espero que mi visita... sirva para enviar el mensaje de que el estigma social en torno a este virus tiene que terminar ahora mismo".

http://www.unicef.org/spanish/infobycountry/southafrica_52047.html

Mi lista de blogs

Archivo del blog