Seguidores

domingo, 27 de diciembre de 2009

LA PIRADA QUE SALTÓ SOBRE EL PAPA BENEDICTO XVI, YA LO HABIA INTENTADO ANTES SEGÚN EL VATICANO.¿QUE QUERIA ESTA TONTA?

La mujer que hizo caer al papa benedicto XVI al suelo al inicio de la misa de Nochebuena ya lo intentó el año pasado sin éxito.

Según el Vaticano, se trata de una "psicológicamente inestable" que no iba armada.

Susanna Maiolo. | Reuters

Susanna Maiolo. | Reuters

En su primera declaración formal sobre el episodio que conmovió al mundo católico el jueves por la noche, el Vaticano identificó a la mujer como Susanna Maiolo, de 25 años, quien tiene la doble ciudadanía de Italia y Suiza.

El Vaticano ha explicado en un comunicado que ella fue detenida y trasladada a un centro médico que no reveló, para que recibiera el "tratamiento necesario". En el comunicado se asegura que Maiolo había logrado agarrar las vestiduras del Papa y que "él perdió el equilibrio y se cayó al suelo".

Maiolo, quien vestía una chaqueta roja con capucha, saltó sobre una barricada y se abalanzó sobre el pontífice en el comienzo de su misa de Nochebuena en la Basílica de San Pedro por la tarde del jueves, provocando un griterío entre los miembros de la congregación.

El portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, dijo que ella era la misma persona que había tratado de saltar sobre una barricada para alcanzar al Papa en la misa de Navidad del año pasado.

El cardenal francés Roger Etchegaray, de 87 años de edad y con un estado de salud frágil, cayó al suelo "en la confusión" y fue trasladado en silla de ruedas. Sufrió una fractura de fémur y deberá ser operado, pero no se encuentra en una situación grave.

El Papa, vestido en oro y blanco, fue asistido por personas de seguridad y después de unos segundos, continuó la procesión para celebrar la misa. Parecía calmado e imperturbable durante el resto de la ceremonia


celebrando ante todos los fieles una preciosa misa en la que yo destaco esto:



'Lejos de Jesucristo'

En una basílica de San Pedro abarrotada de fieles, iluminada y que dejaba al descubierto todo su esplendor, y ante una imagen del Niño Jesús a su lado, el Papa Ratzinger dijo que con el Nacimiento, Dios es "realmente un Dios con nosotros" y que el Nacimiento de Cristo no puede dejar a nadie indiferente.

Recordó que los pastores fueron hacia el Portal corriendo, ya que el Hijo de David, "tan esperado", había venido al mundo en Belén "y no había otra cosa que pudiera tener mayor importancia".

"En nuestra vida las cosas no son así. La mayoría de los hombres no considera una prioridad las cosas de Dios, no les acucian de modo inmediato. Y también nosotros, como la inmensa mayoría, estamos bien dispuestos a posponerlas. Se hace ante todo lo que aquí y ahora parece urgente. En la lista de prioridades, Dios se encuentra frecuentemente casi en último lugar", denunció el Papa.

El Obispo de Roma subrayó que el Evangelio dice que Dios tiene la máxima prioridad y que "así, pues, si algo en nuestra vida merece premura sin tardanza, es solamente la causa de Dios". Y abogó para que, aprendiendo de los pastores, los hombres dejen en un segundo lugar otras ocupaciones, "por muy importantes que sean" y se encaminen hacia Dios. Sin embargo, constató que la mayor parte de los hombres "viven lejos" de Jesucristo.

"Vivimos en filosofías, en negocios y ocupaciones que nos llenan totalmente y desde las cuales el camino hasta el pesebre es muy largo. Dios debe impulsarnos continuamente y de muchos modos, y darnos una mano para que podamos salir del enredo de nuestros pensamientos y de nuestros compromisos, y así encontrar el camino hacia Él", afirmó.

Además, el Papa exhortó a los hombres a "despertar" para que les llegue el mensaje de Cristo y denunció que los conflictos en el mundo y la imposibilidad de conciliación recíproca es consecuencia del estar encerrados en nuestros propios intereses egoístas.

La misa comenzó con el anuncio del nacimiento del Señor con la lectura del antiguo texto de las "Kalendas".

Siguió con un homenaje floral ante la imagen del Niño Jesús realizado por seis niños, dos de Italia, otros dos de Costa de Marfil y uno de Filipinas y otro de Corea.

Durante la misma se pidió por todos los gobernantes del mundo para que promuevan la justicia y la paz, por los pobres y los que sufren y por todas las familias.

el mundo.es

Mi lista de blogs

Archivo del blog