Seguidores

lunes, 15 de febrero de 2010

EL JUEZ DECANO DE MADRID HA ABOGADO POR BAJAR LA EDAD PENAL A LOS 13 AÑOS,PARA Y ASI APARTAR A ESTOS DELICUENTES DE LAS CALLES.

El juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, ha abogado por rebajar la edad penal a los 13 años, de manera que los menores de esta edad respondan por los delitos y se evite que "estén por la calle, campen a sus anchas y sigan profesionalizándose en el ámbito de la delincuencia".
Armengol se ha pronunciado así en un desayuno organizado por el Grupo Intereconomía para abordar el sistema de protección a la infancia en la región, en el que han participado también la consejera de Familia y Asuntos Sociales, Engracia Hidalgo, el defensor del menor de la Comunidad, Arturo Canalda y la gerente del Instituto Madrileño del Menor y la Familia, Pilar Martín.
El decano de los jueces madrileños se ha referido, a preguntas de los asistentes, a la posibilidad de rebajar la edad penal, establecida ahora en España en los 14 años, y ha afirmado que los menores de 12 o 13 años "saben discernir perfectamente entre el bien y el mal en la mayoría de las situaciones" y ha recordado que hay países como Suecia en que la edad penal está establecida en los 7 años.
Ha explicado que él, a título personal, rebajaría la edad penal a los 13 años, ya que "cuanto antes entren (esos jóvenes infractores) dentro del control jurídico, mayor posibilidad de reinserción existe", mediante la aplicación de "unas penas mucho más bajas que en el segmento de 16 años para arriba"
El juez Armengol ha matizado que si se rebaja la edad penal se debe hacer de manera general, ya que "sería una aberración jurídica hacer distinciones entre jóvenes peligros o no peligros" y rebajar la edad penal únicamente para los delitos más graves.
Armengol ha afirmado que "la gran laguna que existe en este ámbito es la Ley de Protección Jurídica del Menor", ya que en los casos de delincuentes menores de 14 años el juez no puede actuar, cuando en su opinión debería hacerlo y adoptar "medidas cautelares de obligación, de cumplimiento de la medida que se dicte durante el tiempo que marque el juez".
"De manera que estos señores no estén por la calle y campen a sus anchas y sigan profesionalizándose en el ámbito de la delincuencia", ha añadido.
Armengol ha precisado que en el caso de la Ley del Menor "habría que ampliar el ámbito de la excepción, sobre todo en los delitos que crean alarma social", como homicidios, de manera que los jóvenes continúen cumpliendo sus penas en centros de adultos.
El decano de los jueces de Madrid ha subrayado que "hay gente que no se reinserta" y ha recordado que "un señor que sea el mayor delincuente del mundo, como hemos visto recientemente en la Comunidad de Madrid, sale limpio de expediente, sin ningún tipo de antecedente penal, al ser mayor de 18 años", en referencia a "El Rafita", asesino de Sandra Palo.
Armengol ha sostenido durante su intervención que "es cierto, es un fenómeno que está ahí, es un dato objetivo, que la inmigración ilegal potencia el aumento de la criminalidad, con el aumento de la población" y ha precisado que "el 65% (de los procesados) es de nacionalidad extranjera, y el resto son de nacionalidad española, tanto en los menores como en los mayores de edad".
Por su parte, el defensor del menor de la Comunidad, Arturo Canalda, ha afirmado que la Ley del Menor "es buena, ya que garantiza que más del 80 por ciento de los menores se reinserten", pero tiene "dos deficiencias que hay que subsanar", que son las penas para los delitos más graves y para los menores de 14 años.
En este sentido ha explicado que, como uno de los expertos convocados por el PP de la Asamblea de Madrid para debatir la reforma de la Ley del Menor, ha propuesto que se tomen "medias excepcionales para casos excepcionales", de manera que en algunos casos la libertad vigilada se cumplan en un centro.
También ha propuesto que en los casos de los menores de 14 años el juez pueda dictar "medidas educativas de carácter obligatorio", aunque se ha mostrado contrario a rebajar la edad penal.
La consejera de Familia y Asuntos Sociales, Engracia Hidalgo, ha afirmado que la reforma de la Ley del Menor es "una demanda que está en muchos ámbitos de la sociedad".
Durante su intervención, Hidalgo ha detallado el trabajo que realiza la Consejería para garantizar la protección de todos los menores de la región, como fomentar las adopciones y los acogimientos de niños que no pueden vivir con su familia, activar un protocolo contra el abandono de bebés o el Plan Vacaciones en Familia.
En 2009 se formalizaron en la región más de 100 adopciones nacionales y más de 600 internacionales.
EL MUNDO .ES

Mi lista de blogs

Archivo del blog