Seguidores

domingo, 7 de febrero de 2010

ETA guardaba en Portugal el mayor arsenal incautado en los últimos diez años...


Las fuerzas de seguridad portuguesas se han incautado de casi 1.500 kilos de explosivo en la casa utilizada por la banda terrorista ETA en Óbidos (Portugal). Es el mayor arsenal incautado en los últimos diez años.
La cifra se superó el 30 de septiembre de 1999, cuando fueron recuperados 2.500 kilos de dinamita cerca de Pau (Francia), mientras que en diciembre de ese año la Guardia Civil localizó dos furgonetas en Aragón con casi 1.700 kilos de explosivos; y el 4 de abril en la localidad francesa de Bayona se aprehendieron otros 1.150 kilos.
El arsenal hallado en Portugal supera la cantidad de material explosivo incautado a la banda terrorista en todo 2009, cuando se hallaron 18 escondites de ETA en Francia y cuatro en España, que en total sumaron cerca de una tonelada de explosivos, según Europa Press.
Presuntos etarras identificados
Además, han hallado varios ordenadores y material que está siendo analizado en estos momentos y que ha permitido identificar a Andoni Cengotitabengoa y Oier Gómez como los presuntos miembros de ETA que ocupaban la casa.
Según ha informado el Ministerio del Interior a través de una nota, la operación comenzó el pasado 1 de febrero de 2010 cuando al detectar un control de la Guarda Nacional Republicana (GNR) en Óbidos, los ocupantes de una Citroen Berlingo blanca se desviaron por unos caminos y perdieron la placa delantera del vehículo, el cual abandonaron momentos después para huir andando.
La Citroen Berlingo, que portaba una matrícula falsa que correspondía a otro vehículo de la misma marca, modelo y color, fue robado en febrero en la localidad de Castelo Branco.
En el interior de la furgoneta fueron intervenidas varias matrículas de vehículos portuguesas, cuatro detonadores de los habitualmente utilizados por ETA y un ticket de una compra realizada el 17 de enero de 2010 en un supermercado. Una vez analizado el contenido de las cámaras de seguridad en el establecimiento, se pudo comprobar que el individuo que realizó la compra era Andoni Cengotitabengoa.
Posteriormente, el 4 de febrero de 2010, la GNR recibió denuncia de un vecino de la aldea de Casal de Avarela, localidad próxima a Óbidos, que comunicó que una casa llevaba varios días con la puerta principal abierta y las luces del interior encendidas, y que no se observaban movimientos de personas. La vivienda había sido alquilada con documentación falsa española.
Efectivos de la GNR se personaron en la vivienda y descubrieron que en ella hay gran cantidad de material explosivo relacionado con la organización terrorista ETA.
En el registro de la vivienda se localizó diverso material. En el garaje se encontraron 1.330 kilos de nitrato amónico distribuidos en 12 bidones y cuatro sacos, 75 kilos de nitrato potásico distribuidos en tres sacos, 40 litros de ácido sulfúrico, pentrita, polvo de aluminio y nitrometano.
Asimismo, en el interior de la vivienda los agentes intervinieron, entre otras cosas, dos ordenadores portátiles, planos de España y Portugal, una carpeta con documentación, una cámara de fotos, un teléfono móvil, papeles manuscritos sobre circuitos integrados impresos con el anagrama de ETA y una bolsa con un CD y un papel manuscrito.
Entre el material intervenido también había una caja de plástico que contenía tres teléfonos móviles con las inscripciones "Madrid", "Portugal" y "Cádiz" y una caja con la inscripción "Mundo" (se corresponde con un tipo de tarifa telefónica) que contiene una tarjeta SIM prepago.
Entre los planos que tenían los miembros de ETA había varios de Madrid, Cádiz y San Fernando; de la zona norte de Portugal y anotaciones de horarios autobuses de Cádiz. Todos los mapas estaban sin anotaciones.

Mi lista de blogs

Archivo del blog