Seguidores

domingo, 22 de agosto de 2010

Unos 150 jóvenes marchaban por las calles del barrio dando gritos de bienvenida a Laura Riera.


Unos 150 jóvenes marchaban por las calles del barrio dando gritos de bienvenida a Laura Riera. Los incidentes se han saldado con un detenido

Agentes antidisturbios de los Mossos d’Esquadra han cargado este sábado en pleno centro del barrio de Gràcia de Barcelona contra una marcha espontánea de unos 150 activistas de la izquierda independentista, iniciada tras ser desconvocado el acto de homenaje a Laura Riera, condenada por colaboración con ETA.

Decenas de activistas que no han podido acceder a la plaza del Raspall, donde tenía que celebrarse el homenaje, prohibido por la Audiencia Nacional, se han concentrado inicialmente en los aledaños de esta plaza, frente a los agentes desplegados para impedir su paso. Los jóvenes exhibían carteles con el lema “Por los derechos políticos y civiles, disolución Audiencia Nacional”, coreaban eslóganes contra la policía y proferían gritos de apoyo a su homenajeada: “¡Laura Riera, bienvenida a casa!”.

Sobre las 19.30 horas, los activistas han improvisado una manifestación desde el cruce de las calles Siracusa y Mare de Déu dels Desamparats hacia la plaza de la Vila, corazón del barrio de Gràcia, que este sábado pone fin a su fiesta mayor. Precisamente las calles del barrio se encontraban en ese momento repletas de familias con niños y turistas, que seguían el tradicional correfoc (manifestación cultural popular) infantil. Justo cuando la marcha espontánea desembocaba en la plaza de la Vila y se fundía con el festivo correfoc, con los dimonis que hacían estallar sus petardos, una veintena de agentes antidisturbios han irrumpido por detrás de los manifestantes y han empezado a cargar contra ellos.

El tumulto que se ha formado durante un par de minutos en la plaza ha dejado estupefactas a las familias que se encontraban en el lugar y que han corrido a refugiarse en los portales. Los manifestantes se han dispersado en todas las direcciones, derribando algunos contenedores de basura para escapar de los Mossos, que han practicado al menos una detención. Los Mossos se han desplegado por prácticamente todas las calles y plazas del barrio, que tras la breve carga policial ha recuperado una aparente calma tensa.

La marcha por las calles de Gracia había sido improvisada después de que los Mossos d’Esquadra, cumpliendo el mandato de la Audiencia Nacional, hayan impedido cualquier tipo de acto de homenaje a Laura Riera

Mi lista de blogs

Archivo del blog