Seguidores

domingo, 15 de agosto de 2010

Bugs Bunny vuelve al cine y en 3D



Las nuevas tecnologías provocan un “revival” de los personajes de dibujos animados

El 3D ha dado una nueva vida en la pantalla grande a los dibujos animados. Mientras ya pueden verse adelantos de la película de Los pitufos que combina animación y actores de carne y hueso (se estrenará en junio del 2011), los productores se frotan las manos esperando que algunos meses después se estrene, primero en Europa y luego en Estados Unidos, Las aventuras de Tintín: el secreto del unicornio, la curiosa adaptación de la historieta de Hergé que ha dirigido Steven Spielberg utilizando la técnica de la captura de movimiento.

Aunque en el mundo de las grandes superproducciones nada está dicho hasta que se vende la primera entrada, el consenso es que las películas citadas serán grandes éxitos, por lo que los estudios rivales se han puesto a revisar sus propios archivos para ver de qué manera pueden sumarse a la moda de los personajes animados en 3D.

La Warner Bros ha anunciado que pondrá en marcha una película que también combinará actores con los tradicionales personajes de animación del estudio, encabezados por el conejo de la sonrisa eterna, Bugs Bunny. Por ahora poco se sabe del proyecto, más allá de que el guionista David Berenbaum, autor también de Elf, La mansión encantada y Las crónicas de Spiderwick , ha sido contratado para dar los primeros pasos.


El estudio cinematográfico ha aprovechado el tirón de la nueva tecnología para revitalizar sus cortos animados, que ahora en 3D, han comenzando a proyectarse junto con las películas de Warner dirigidas a toda la familia. Uno de ellos, protagonizado por el Coyote y el Correcaminos se exhibe con Cats and dogs 2, que se estrena el próximo viernes en España, y está previsto que un segundo corto se vea en octubre con Legends of the guardians: the owls of Ga’Hoole. El tercero arribará en diciembre a Estados Unidos junto con el largometraje animado del Oso Yogui, que en España se estrenará en febrero.

Los tres cortos son similares a los que se suelen ver en televisión, pero aprovechan al máximo las posibilidades de la nueva tecnología.

Sin duda, la estrategia servirá para verificar casi una década después, si el mercado está listo para revivir las incursiones de los personajes animados de Warner en las películas de largometraje, ya que el último intento de este tipo. Looney Tunes: de nuevo en acción, estrenado mundialmente en el 2003 con Brendan Fraser y Steven Martin fue un verdadero fiasco, y su presupuesto estimado en 62 millones de euros probablemente nunca fue recuperado. Algo mejor le fue al intento anterior, Space jam, estrenada en 1996 y con el astro del baloncesto Michael Jordan como protagonista. Sólo en Estados Unidos recaudó en su momento unos 70 millones de euros.

El personaje de Bugs Bunny apareció por primera vez en 1940 en un corto de Tex Avery, saliendo de su agujero y preguntando a Elmer, mientras mordiqueaba una zanahoria: “What’s up, Doc?” (“¿Qué hay de nuevo, viejo?”). (Lavanguardia.es)

Mi lista de blogs

Archivo del blog