Seguidores

viernes, 26 de marzo de 2010

IMCREIBLE RESPUESTA DE LO QUE ES UN ACOSADOR,TODAS RECONOCEMOS EL MISMO PERSONAJE SON IGUALES DE COBARDES ¿VERDAD?

El Acosador

Cuando miramos las características del acosador, vemos que son personas que necesitan que alguien les reconozca. El acosador es una persona que tiene problemas de aceptación, de autoestima, en las habilidades de relación social. Es una persona que no se valora a ella misma y, posiblemente, las personas que tiene cerca no la valoran o no la valoran como el cree que la tendrían que valorar.

Esta falta de valoración hace que tome ciertas actitudes. Muchas veces también ha sido acosado y ha visto acosar a otras personas o, a través del proceso de ensayo y error, ha desarrollado algún tipo de conducta que le ha permitido ver que, de esta forma, le hacen caso.

Es una persona hábil. Hábil manipulador, hábil dominando, hábil impartiendo ciertas dosis de terror, de miedo, sometiendo a los demás a un miedo psicológico. Todo esto lo hace con poca violencia física, en la mayor parte de los casos, pero con gran violencia psicológica. El acosador necesita que alguien le haga caso, y en general, este alguien es el grupo clase, de iguales, de jóvenes, en definitiva, el grupo que comparte con el alguna actividad, ya sea una actividad del colegio o cualquier otras actividad del tiempo libre, como las colonias de verano o cualquier lugar donde se encuentren juntos niños, jóvenes, adolescentes.

El acosador tiene un peligro concreto; unas características que son, en la mayoría de los casos, aprendidas. No descartamos que haya algunos casos de bullying debido a personalidades psicopáticas, pero son la minoría. La mayoría son conductas aprendidas. En un momento u otro de la vida, ha habido alguien que ha enseñado estas conductas. A veces ha visto modelos de padres intolerantes, machistas, xenófobos, que hacen comentarios delante de los niños, y ellos aprenden de todo eso, porque son como esponjas.

Esta intolerancia muchas veces esta relacionada con el papel masculino, aunque no siempre es así, y se transmite de padres a hijos a través de lo que los expertos llaman “el aprendizaje vicario” (basado en modelos). Los niños son muy receptivos a cualquier cosa que pase a su alrededor; por lo tanto, los adultos tienen que ir con mucho cuidado con sus actitudes.

Este tipo de aprendizaje es empezar a gestar a las familias. Hay dos puntos básicos de la educación de los niños y de los jóvenes: la familia, que es la primera, y la escuela. Estos dos pilares tienen que trabajar juntos. Hoy todos estamos de acuerdo en que la educación se tiene que fundamentar en los valores, pero esta educación tiene que poder llegar a buen puerto, ayudados por el barco en el que todos estamos: padres, educadores, y niños y jóvenes.

Si los valores que transmite la familia no son convergentes con las actitudes y normas que, después, se pide a los niños en un centro docente, estos jóvenes tendrán actitudes desadaptadas. Si no hemos conseguido que cojamos un tipo de modelo de valor, que aprendan dentro de los parámetros de la democracia, de la participación, de la tolerancia, del respeto, sino que les enseñamos a ser competitivos, intolerantes, a someter y a responder a la violencia con violencia y, incluso, a ejercer la violencia en algunos momentos o contra ciertas personas, estos niños, cuando lleguen a la escuela, tendrán actitudes desadaptadas

Mi lista de blogs

Archivo del blog