Seguidores

viernes, 19 de marzo de 2010

Los pecados de mi padre - Nicolás Entel - Colombia, 2009...

El hijo de quien fuera el líder del cartel de Medellín, abatido en diciembre de 1993, vive actualmente en Buenos Aires, tiene 32 años, está casado y se desempeña como arquitecto. Por seguridad, cambió su nombre de Juan Pablo Escobar a Sebastián Marroquín.

El rodaje del documental "Pecados de mi padre", del cineasta Nicolás Entel, que se estrena mundialmente mañana en el marco de la competencia latinoamericana del Festival de Mar del Plata, fue el modo que eligió Marroquín de dar a conocer su verdadera identidad y contar su historia.

En el marco de la realización de la película, Marroquín escribió una carta pidiendo perdón en nombre de su padre a los hijos de dos de sus víctimas más famosas, los fundadores del movimiento Nuevo Liberalismo, Luis Carlos Galán (quien fuera candidato presidencial por el Partido Liberal) y Rodrigo Lara Bonilla, en ese entonces ministro de Justicia.

Según informa DPA, estas cartas se tradujeron en dos encuentros históricos, uno en Buenos Aires entre Marroquín y el hijo de Lara Bonilla, Rodrigo Lara; y otro en Bogotá entre el hijo de Escobar, Rodrigo Lara y los tres hermanos Galán: Juan Manuel, Carlos Fernando y Claudio Mario.

Las reuniones fueron grabadas e incluidas en el documental.

Mi lista de blogs

Archivo del blog