Seguidores

martes, 9 de marzo de 2010

Un 'puticlub' que tenía guardería incorporada;Una niña de de 11 años cuidaba de los críos de siete, cuatro y dos años


Un prostíbulo que funcionaba tras la fachada de 'whiskería' fue desbaratado este martes por agentes de la Gendarmería argentina (policía militarizada) en la provincia de Córdoba (centro). Al irrumpir en el burdel, los gendarmes se toparon con la gran sorpresa de encontrar una guardería, que albergaba a hijos de las mal llamadas 'trabajadoras sexuales'.
Cuatro criaturas –de 7, 4 y 2 años de edad- se entretenían jugando, sin enterarse qué hacían en ese momento sus madres. Al cuidado de los críos estaba otra menor, de 11 años, a su vez hermana de una de las prostitutas del club de alterne 'El Diamante', ubicado a la vera de la carretera nacional 35, en el pueblo de Coronel Moldes, del departamento cordobés de Río Cuarto.
Los gendarmes liberaron a las ocho mujeres que estaban siendo explotadas en ese sitio y consiguieron certificar que una de las jóvenes poseía identificación falsa con la edad cambiada: no era mayor de edad sino que, por el contrario, tenía apenas 16 años.
En Argentina la prostitución no está prohibida
Los dos 'cafishios' (proxenetas, en lunfardo, argot porteño) dueños del local resultaron detenidos por orden de juzgado federal de Río Cuarto, que los acusó del delito de 'trata de blancas'. En Argentina, la ley no prohíbe la prostitución por cuenta propia, pero sí castiga a los proxenetas y explotadores sexuales.
Sin embargo, a los costados de las principales carreteras de la rica zona agrícola pampeana es común encontrar supuestos 'night clubs' y 'whiskerías', iluminados con una tenue bombilla roja. Son auténticos antros de humillación y rebaja en la condición humana de muchas mujeres. No obstante, suelen tener una nutrida clientela, sobre todo camioneros, viajantes y vecinos de las localidades más cercanas.
Los alcaldes y gobernadores no ponen pegas para habilitarlos y muchas veces hasta se convierten en clientes. La policía también hace la vista gorda, a cambio de cobrar un canon, o porcentaje, por cada 'servicio', según han denunciado la Asociación de Meretrices de Argentina (Amar) y organizaciones de lucha contra la esclavitud y trata de mujeres.
La fundación 'María de los Angeles' –llamada así en homenaje a una chica secuestrada en la provincia de Tucumán (norte), prostituida y luego desaparecida- ha localizado a más de 580 chicas traficadas sexualmente y consiguió devolverlas a sus familias

.
EL MUNDO.ES

Mi lista de blogs

Archivo del blog